Preguntas frecuentes

Visión General

A continuacion se explica la plataforma de manera técnica para entender su funcionamiento de interacción. Con sesión iniciada se te muestran todas las secciones explicativas de cada uno de sus aspectos.

 

Mutuuo es un sistema donde no se pide nada a cambio, sino se da por Amor a lo que se produce y a los demás, aunque se provee la opción de hacer un intercambio eventual si el sistema encuentra coincidencias entre ofertas y necesidades.


Puedes buscar cualquier tipo de bien o servicio que necesites o que quieras ofrecer, ya sea como ayuda desinteresada o como intercambio de bienes o servicios. Por lo tanto, puedes “solicitar” en dos modalidades: para pedir o para dar.

 

Puedes crear una cuenta "sin perfil" al solicitar un bien o servicio, pero ésta está limitada a una funcionalidad básica que no permite generar reputación ni visibilidad ni tiene un poder de pago de puntos de felicidad más alla de un punto.

 

Por lo anterior existen dos roles, un solicitante «X» y un solicitado «Y», pero un solicitado puede serlo para que le dé al solicitante o para que acepte lo que el solicitante ofrece, sea una Ayuda o un Intercambio. Es decir: un «Y» puede aceptar darle algo a «X» o aceptar lo que «X» le ofrece, o bien, aceptar darle ayuda a «X» o aceptar recibir la ayuda que «X» le ofrece.

 

El usuario que busca y envía una solicitud está siempre en el rol «X», no importa si va a dar o a recibir.

 

Si el solicitado acepta escuchar y una vez la transacción de ayuda o intercambio se ha efectuado, el solicitante («X») marca como concluida la transacción, éste "paga" al solicitado («Y») cierta cantidad de «puntos de felicidad», según que considere, cuyo límite es de acuerdo a un nivel de “felicidad faltante” declarado al momento que dió de alta en su perfil las publicaciones de productos (bienes o servicios) que ofrece o necesita. Estos puntos aumentan la reputación o “imagen” del solicitado y bajan el poder de pago del solicitante («X») para la próxima transacción en la categoría del producto en cuestión. Si el solicitado («Y») considera, a su juicio, que el solicitante («X») le dio pocos puntos respecto al total que el sistema le permitiá dar, puede castigarle con la mitad de los puntos bajando así la reputación de «X» en esa medida, pero él también tendría un costo de los mismos puntos.

 

Si por alguna razón «Y» rechaza continuar con la transacción cuando ya estaba en pláticas con «X» —transacción en escucha—, «X» puede castigarle si lo desea con menos un punto en la reputación de «Y» y un costo de medio punto en su propia reputación. Por otro lado si «Y» siente que no podrá continuar con la transacción que ya estaba escuchando, puede intentar transferirla a un “amigo” que ya tenga dado de alta en alguna de sus listas de similitud, y evitar así ser castigado por «X» si así lo considera en caso de que «Y» cancele la transacción ya en escucha. «Y» puede rechazar la transacción antes de comenzar a escucharla, en cuyo caso no podría ser castigado por «X».

 

La prioridad con la que los usuarios aparecen en las búsquedas de bienes y servicios está basada enteramente en su reputación si es que buscas sin tener un perfil, pero si tienes perfil, su prioridad se calcula con una fórmula que involucra su reputación y su “oferta potencial hacia ti”, oferta calculada utilizando la información de la «felicidad declarada» —que va aumentando conforme se paga transacciones— entre el perfil del que busca (potencial solicitante «X») y el potencial solicitado «Y».

 

En la pantalla inicial puedes ver a las estrellas de mutuuo, que son los usuarios con mayor reputación, lo que significa que son los individuos, empresas, industrias o gobiernos que más felicidad han causado a otros usuarios del sistema.